braguitas postparto de malla

 

Después del parto se recomienda usar unas braguitas especiales para ahorrarse así el hecho de estar frotando tus propias braguitas ya que posiblemente puedas manchar de más con las pérdidas postparto (loquios). Además, éstas te permiten colocar con mayor facilidad las compresas de gran tamaño. Nuestra recomendación va hacia las braguitas de malla, ya que son más cómodas que las de "tejido no tejido" y permiten una mejor transpiración.

Éstas de Jané, además, son lavables.



EPI-NO

Epi-no es un dispositivo pensado para la preparación del suelo pélvico al parto.

Consiste en una sonda de presión que se introduce en la vagina y se hincha progresivamente con una pera para simular el estiramiento muscular que generará la cabeza del bebé en el parto.

Aunque no resulta imprescindible (el masaje perineal tiene esa función) puede resultar práctico, ya que la sonda de presión nos servirá de biofeedback al realizar los ejercicios para la recuperación del suelo pélvico en el postparto.


epixelle

 

 

Esta solución limpiadora te ayudará en tu higiene íntima después del parto si has sufrido algún desgarro o episiotomía para evitar infecciones. Actúa como antiinflamatorio, cicatrizante y antiséptico.

Su uso es totalmente compatible con la lactancia materna.



FAJA DE ESTABILIZACIÓN PÉLVICA

 

 

Ajustada a la cadera, recomendable llevarla durante las 8 semanas posteriores al parto, tiempo que tardan los ligamentos en volver a la normalidad.

Esta faja te será de gran utilidad si sientes molestias en la pelvis debido a los pequeños movimientos intrínsecos de ésta durante el embarazo y el parto. Te ayudará también a recuperar tu talla de pantalón.

Disponible en dos tallas XS/S para tallas hasta la 40 antes del embarazo, y M/L para tallas superiores.

TALLA XS/S

TALLA M/L