señales de alarma en el embarazo


señales de alarma en en embarazo

Aquí tienes algunos síntomas que deben hacerte consultar a tu médico con URGENCIA



  • CEFALEA INTENSA y/o ALTERACIONES VISUALES: si tienes un fuerte dolor de cabeza que no cede, se te nubla la vista, o tienes cualquier tipo de alteración en la visión, podría ser síntoma de hipertensión arterial.

 

  • VÓMITOS: si vomitas a menudo y estás bajando de peso, podrías sufrir hiperémesis gravídica.

 

  • ESCOZOR Y/O DOLOR AL ORINAR: si orinas muy a menudo y al hacerlo sientes dolor o escozor puedes tener una infección de orina.

 

  • PÉRDIDAS DE SANGRE: las pérdidas de sangre abundantes son motivo de consulta urgente para estudiar el motivo de las mismas.

 

  • AUSENCIA DE MOVIMIENTOS FETALES: los movimientos son signo de bienestar fetal, si sientes que desaparecen tal y cómo habitualmente se presentan, siéntate y toma algo con azúcar. Si en un corto periodo de tiempo no se reanudan, consulta urgentemente a tu ginecólogo.

 

  • FIEBRE INTENSA (+39ºC): si te sube la fiebre intensamente sin motivo aparente, consulta urgentemente para estudiar el motivo de la misma.

 

  • ROTURA DE LA BOLSA AMNIÓTICA: si antes de las 37 semanas de embarazo sientes que has roto la bolsa y tienes pérdidas de líquido amniótico, avisa urgentemente a tu ginecólogo. Podrías estar ante un parto prematuro.

 

  • ROTURA DE LA BOLSA AMNIÓTICA Y AGUAS TEÑIDAS: si ya has sobrepasado las 37 semanas de embarazo, y por tanto estás a término, y al romper la bolsa amniótica ves que el líquido no es transparente, sino que está teñido de un color amarillo-verdoso, consulta urgentemente con tu ginecólogo.

 

  • CONTRACCIONES REGULARES: las contracciones de Braxton Hicks o preparatorias, son normales durante el embarazo, estas no son regulares ni dolorosas. Sin embargo, si antes de las 37 semanas de gestación sientes contracciones regulares, consulta con tu ginecólogo. Puede ser síntoma de un parto prematuro.

 

Ante la aparición de cualquier tipo de síntoma anormal en ti, consulta a tu ginecólogo para descartar posibles complicaciones.