procedimientos hospitalarios


parto hospitalario

Acudir al hospital para dar a luz es actualmente una de las prácticas más frecuentes en nuestro país, sin embargo, muchas mujeres desconocen cuales son los procedimientos y técnicas empleadas por los profesionales sanitarios en la asistencia al parto normal y eso les genera temor y desconfianza, factores que no favorecen el proceso del parto.

 

Dependiendo de cual sea la elección de la mujer respecto al tipo de parto deseado, se le deberán aplicar unos procedimientos u otros.

 

 

Tienes a tu disposición el documento de plan de parto para poder leerlo y cumplimentarlo previamente al parto para seleccionar el tipo de asistencia que deseas.

 

 

ingreso y exploración

Por lo general, al llegar al hospital anunciando que estamos de parto, los profesionales sanitarios comprobaran que esto realmente es así. Las técnicas más utilizadas son la monitorización fetal (son las "correas" que probablemente ya te hayan ido poniendo en la fase final del parto para comprobar la actividad útero-fetal), y el tacto vaginal para determinar la dilatación del cuello uterino.

Si todo apunta a que realmente estás de parto, ya te quedarás ingresada.

 

monitorización, ingreso y exploración en el parto

durante la dilatación

  • Se procederá a la canalización de una vía venosa a través de la cual se puede administrar desde suero fisiológico hasta antibióticos (en caso de que tu cultivo del último trimestre haya salido positivo), oxitocina, o cualquier otra substancia o medicación que se considere necesaria durante el proceso. En el caso de optar por un parto natural, la colocación de ésta vía no será imprescindible, tal como contempla el plan de parto.

 

  • Otra técnica aplicada es la monitorización fetal, la cual puede realizarse de manera continua o discontinua. Ésta segunda permite a la madre libertad de movimiento durante la dilatación, factor que favorece dicho proceso.
correas, monitorización fetal en el embarazo y parto
  •  El tacto vaginal se va realizando periódicamente para comprobar los centímetros de dilatación del cuello uterino. La recomendación general es realizarlo el menor número de veces posible, aunque la frecuencia con la que se realiza ésta técnica dependerá de cada hospital/profesional y del deseo de la madre expresado en el plan de parto.

 

  • La administración de medicamentos para acelerar el parto puede ser una práctica rutinaria en tu hospital. Puedes reflejar en plan de parto cual es tu deseo al respecto.

 

oxitocina artificial, medicalización del parto, parto hospitalario
  • La rotura de membranas suele ser espontánea, pero existe la posibilidad de que te la rompan manualmente, generalmente con la intención de acelerar el proceso en partos normales, o por alguna indicación clínica. Este procedimiento también está contemplado en el plan de parto.

 

  • La administración de analgésicos o anestesia no es algo necesario en la asistencia de un parto normal. Sin embargo, la mujer puede utilizar estos recursos si así lo desea. Se puede reflejar tu deseo en el plan de parto, aunque, en este caso, lo ideal es poder decidir en el momento del parto según tus propias necesidades.

 


durante el expulsivo

  • La postura de parto en el hospital a menudo es en litotomía (sobre una camilla, con la espalda un poco inclinada hacia adelante). La OMS, en su recomendación de asistencia al parto normal expone que la mujer debe adoptar la postura que le resulte más cómoda para dar a luz.

 

  • El sondaje vesical puede realizarse durante el expulsivo, aunque no es necesario en un parto normal, tal y como indica el plan de parto.

 

  • La episiotomía es el corte que se da en el periné durante la salida de la cabeza del bebé en el expulsivo. Ésta es una de las técnicas que solía realizarse de forma rutinaria a todas las mujeres y que actualmente está indicada sólo en casos específicos que lo requieran ya que puede dar complicaciones y consecuencias negativas. La OMS desaconseja este tipo de práctica clínica de forma protocolaria. Este punto también aparece reflejado en el plan de parto.
episiotomía, cicatriz, desgarro en el parto

otros procedimientos

  • Rasurado de pubis: esta práctica consiste en rasurar con cuchilla el vello púbico de la mujer.
  • Enema: suministración de un enema para eliminar los residuos fecales.

Estos dos últimos procedimientos que antaño se realizaban por protocolo, actualmente prácticamente han desaparecido debido a la falta de evidencia científica de su efectividad en partos normales según la OMS. En cualquier caso, aun se contemplan en algunos planes de parto.