la fisiología del parto


¿ qué es la fisiología del parto ?

La fisiología del parto no es más que la forma en que sucede el parto en el organismo.

Es el conjunto de reacciones químicas que se dan para expulsar al feto del útero materno hacia el exterior.

¿ cómo se inicia el parto?

El parto es un mecanismo complejo, como todos los del organismo (p.ej. para poder agarrar un lápiz con la mano, primero se han dado muchas reacciones, a nivel neuronal, celular, etc.).

Cuando el feto es suficientemente maduro y está listo para nacer, se inician una serie de reacciones hormonales en cadena.

La más destacada es el aumento de producción de oxitocina, que es la hormona encargada de provocar las contracciones uterinas.

Paralelamente a la oxitocina, se van generando también endorfinas, la "analgesia natural".

Estas dos hormonas podemos decir que son las grandes protagonistas del parto fisiológico.

 

parto fisiológico

Quizás alguna vez has escuchado el ejemplo de la leona en el momento de parir. Ésta,  cuando ha iniciado su proceso de parto, si ve que hay algún depredador acechándola, tiene la capacidad de "parar el parto", salir corriendo e iniciar el parto en otro momento.

Esto no lo hace de forma voluntaria, sino que se debe también a una reacción hormonal, en este caso, la protagonista es la adrenalina.

Al darse cuenta de que la acechan, se disparan automáticamente sus niveles de adrenalina , y es por ese motivo que se detiene el parto.

La hormona adrenalina es antagonista a la oxitocina, es decir, a mayor producción de adrenalina, menor producción de oxitocina.

 

Toda esta explicación hormonal, a nivel básico, nos sirve para entender la importancia del estado de la mujer en el parto.

 

Si una mujer se encuentra en un ambiente agradable, confortable, seguro para ella, la producción de oxitocina y endorfinas será óptima. De lo contrario, si se encuentra en un ambiente hostil, desconocido, sus niveles de adrenalina pueden empezar a dispararse frenando así el proceso del parto.

la salida del bebé

Además de todo lo que sucede a nivel hormonal para facilitar la salida del bebé, existe toda una parte "mecánica", que es la salida del bebé a través de la pelvis de la madre, que será el canal del parto.

parto y pelvis

 

Para que el descenso del bebé sea óptimo, debe haber libertad de movimiento a nivel de pelvis, y una postura que favorezca el descenso, es decir, verticalidad.

 

 

Aquí entra en juego el papel activo de la madre durante la fase de dilatación, ya que si se mantiene activa, favoreciendo los pequeños movimientos intrínsecos de la pelvis, favorecerá también el descenso progresivo de la cabeza del bebé por el canal del parto.

 

Una madre postrada en una cama, estática, con la pelvis bloqueada por su propio peso y en posición horizontal, dificultará mucho más el descenso natural del bebé por el canal del parto.

parto natural: características